Raposa Serra do Sol

 

Damián Giménez Cruz

[Martes, 14 de abril de 2009] [09.00]

 

 

 

 

Joenia Batista de Carvalho, mejor conocida como Joenia Wapichana, es la coordinadora del departamento jurídico del Consejo Indígena de Roraima, y la primera abogada indígena de Brasil. Hace unos días nos comunicamos con ella para felicitarla por el logro obtenido en los Tribunales Federales donde representó a las comunidades indígenas de Roraima. Aprovechamos y le pedimos sus puntos de vista acerca de las demandas y posicionamientos de grupos indígenas respecto a la tierra, el desarrollo, el cambio climático y la relación de los mismos con los procesos políticos latinoamericanos.

Joenia nos cuenta que Raposa Serra do Sol, es el nombre del área continua de tierras indígenas en el Estado de Roraima, Brasil, que fuera homologada por decreto durante el primer gobierno de Luiz Inácio ‘Lula' Da Silva. La demarcación, reconocimiento y consiguiente pronunciamiento de la misma, han estado pautados por un contexto de permanentes presiones contra los intereses de los grupos indígenas. Este derrotero lleva al menos treinta años en el plano estrictamente jurídico, pero son varias las centurias de olvido, abusos y pogromo.

Roraima está ubicado al norte de Brasil, en la región amazónica junto a la frontera con Venezuela y la Guyana inglesa. Unos 20.000 indígenas viven en Raposa Serra do Sol, área continua reconocida por el Estado Federal Brasileño de alrededor de 1,7 millones de hectáreas, donde 198 comunidades conformadas por los grupos Ingariko, Macuxi, Patamona, Taurepang, y Wapichana tienen su hogar.

Hoy estos grupos indígenas celebran el pronunciamiento final del Tribunal Supremo Federal de Brasil. En juego estaba la propia demarcación continua de las tierras, y 18 condicionantes para la asignación de las mismas. Tierras que han sido y son hoy día motivo de disputas, invasiones y explotaciones ilegales por productores ganaderos y arroceros con la flagrante complicidad de las autoridades estatales.

Luego de años de lucha estas comunidades lograron parcialmente su objetivo en diciembre de 1998 cuando Renan Calherios, Ministro de Justicia del gobierno de Fernando Henrique Cardoso, firmó un decreto que reconocía Raposa Serra do Sol como tierra indígena, y daba paso así a la demarcación definitiva de la misma. A partir de ese momento, lo único pendiente para la promulgación del decreto era la firma del presidente Cardoso, quien dejó su cargo en diciembre de 2002 sin haber firmado el decreto correspondiente al reconocimiento de Raposa Serra do Sol. Por su parte el gobierno del Estado de Roraima presentó un recurso legal que cuestionaba el decreto ministerial. Durante este período de tiempo, las presiones sobre las poblaciones indígenas de la región se incrementaron de forma considerable. Las ocupaciones y apropiaciones ilegales de tierras dentro de la reserva, por parte de empresarios ganaderos y productores de arroz ( fazendeiros e arrocieros ), se hicieron frecuentes y con total impunidad; aun hoy día son motivo de agrias disputas.

Joenia lamenta que el escenario político del Estado de Roraima esté lejos de asegurar el respeto de los derechos conquistados por los grupos indígenas a nivel nacional e internacional. Allí, los fuertes intereses económicos determinan un contexto de parcialidad procaz, dentro del cual los indígenas son ninguneados, y directamente tenidos al margen de cualquier decisión tomada sobre sus tierras. El argumento de los empresarios y políticos locales es el conocido discurso del desarrollo, el progreso, y la imposibilidad de acceder al mismo dentro de las condiciones planteadas por el gobierno Federal respecto a las tierras indígenas. La apreciación política de la realidad en el Estado de Roraima nos recuerda, lamentablemente, a los oscuros años de formación de los Estados-nación del continente americano, cuando la dialéctica civilización y barbarie determinó el exterminio de numerosas culturas nativas y empujó a las sobrevivientes a la condición de refugiados en sus propios dominios.

Habiendo perdido cada partida legal desde la primera asunción de Lula, los productores de ganado y arroz del Estado de Roraima jugaban sus últimas cartas a la dilatada y tan esperada resolución del Supremo. La esperanza para los intrusos consistía en que el Supremo brasilero no reconociera la demarcación continua de la reserva, y la misma se realizara en segmentos o parcelas, creando así islotes a la deriva dentro de un mar llamado desenvolvimento estadual . El último fallo del Tribunal Supremo Federal, el pasado 19 de marzo de 2009, ha definido de una vez por todas la demarcación continua de las tierras y la retirada inmediata de todos los no indios de la misma.

Por su parte Joenia celebra en familia los objetivos alcanzados, mientras reivindica lo indio y la libertad de expresión cultural de cada grupo. Se opone tanto a la prepotencia de lo occidental, como a la idea romántica de congelar al indio en el pasado y sujetarlo a los límites del mismo. La primera abogada indígena del Brasil, ranqueada entre los últimos cien candidatos para el premio Nobel de la paz de 2003, prepara ahora su formación de postgrado en los EE.UU. y mira con optimismo el futuro de su comunidad.

La líder Wapichana se encuentra parcialmente conforme con las políticas indigenistas del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno, pone de manifiesto que mucho resta por hacer, y reconoce la apertura y disposición al diálogo mostrado por el partido de Lula.

Cuando conversamos acerca del cambio climático y la posición de las comunidades indígenas del Estado de Roraima, Joenia se muestra pragmática, demanda la necesidad de asumir responsabilidades de ambos lados, y de incorporar al diálogo social a las comunidades, pero nos recuerda que las mismas también desean mejorar sus condiciones de vida y que esto podría implicar la explotación de los recursos disponibles.

Abogada e indígena valora los avances de las etnias nativas en Bolivia, y destaca la incorporación de la Declaración de los derechos de los pueblos indígenas de la ONU a la constitución Boliviana. Al mismo tiempo deja en claro la independencia ideológica de las comunidades indígenas que viven en la reserva Raposa Serra do Sol, y describe la participación de las mismas en la política estadual como mínima. La organización política de los indígenas en el Estado de Roraima ha estado marcada ante todo por el reconocimiento de las tierras.

Consultada respecto a los notables logros alcanzados por los Lapones en Escandinavia, se muestra informada pero lo suficientemente realista a la hora de pensar una situación similar en Latinoamérica o África.

Mientras el gran objetivo se ha logrado, a Joenia le interesa resaltar que hay una lucha permanente en otros planos del desarrollo cultural de las comunidades. A modo de ejemplo se refiere a los obstáculos que éstas encuentran para completar programas de educación que incluyan sus lenguas nativas, y la forma en que las demandas correspondientes se enfrentan a la hipocresía institucionalizada por un sistema político que se resiste a reconocerlas como parte integral de la sociedad.

Mujer, Wapichana, abogada, madre, esposa y compañera. Cara pintada en pleno tribunal para la defensa de los derechos de su gente. Desde Brasilia viaja a Sao Paulo y da una charla, entrevistas, otro avión y vuelve a su casa en Boa Vista. Sin desarmar la valija sale para el Forum Social Mundial de Belem de Pará donde comunica, explica, hace entender razones. De vuelta en Brasilia para enfrentar a las instituciones. Festeja. Se angustia por las condiciones impuestas en el fallo de demarcación. Mira el cielo y piensa, se permite unos segundos y se dice a si misma, celebremos lo alcanzado. Pensemos ahora el camino a seguir.

 

 

* Damián Giménez Cruz es Licenciado en Antropología Social por la Universidad de la República, actualmente vive en Noruega donde ha cursado materias del programa de Maestría en filosofía del desarrollo de la Universidad de Oslo. Es consultor permanente para la ONG Lanzarote Help donde colabora con el diseño de proyectos de atención sanitaria para grupos de pigmeos de Camerún.

 

info@salpreso.com

 

[Condiciones de uso | | ]

 

 

Salpreso.com

volver | subir | imprimir

Destacamos

Felipe de la Cruz
Raposa Serra do Sol
Damián Giménez Cruz
La gota
Juan Pérez Parrilla
El cuervo de Lanzarote
F. Hernández

 

 

Multimedia

Tambores